Roles informacionales

En el ultimo post había empezado a extraer los roles y profesiones “más antiguas del mundo” y que, probablemente, tendrían localizada su área en el hardware neuronal. Junto al filósofo y al político aparecen, por ejemplo, el maestro, el gobernador, el policía, el sacerdote, y sus complementarios: alumno, súbdito, proscrito, revolucionario, feligrés….

Cuando hablo de “roles informacionales”, es por poner el énfasis en el discurso,  en el flujo de información que interrelaciona a cada par de complementarios. Y considerando la intención, el contenido y el resultado del discurso… (otro tema son las relaciones entre la información y la energía, carne para un próximo post)

Roles intrafamiliares

Posiblemente, los roles más antiguos y mas cristalizados en hardware neuronal sean los que interrelacionan a padres con hijos. Y en la evolución y complejización de las sociedades, diversas “especializaciones” (maestro, policía, etc.) citadas anteriormente, surgirían de los protocolos  básicos de interrelación entre padres, hijos y hermanos. Por supuesto, los hijos son los primeros gobernados, vigilados, educados, adoctrinados…

Entonces, lo que tendríamos,  son roles de autoridad desgranados de la autoridad parental y complementados con roles filiales de sumisión, critica, o de rebeldía.

Otros roles resultan más  propios de las sociedades complejas como es el de líder o el de político. El de filósofo no sé muy bien dónde meterlo pero también trasciende al ámbito familiar.

Roles educacionales

Los roles con mayor relevancia informacional son los relacionados con la educación, del maestro-alumno y sacerdote-feligrés, principalmente. También tendríamos que añadir la figura genérica del “líder cultural” que puede actuar en escenarios variados, pero trascendiendo el ámbito de la familia.  Si, por ejemplo, la función del maestro consiste en trasmitir conocimientos o creencias de tipo técnico-práctico, el sacerdote sería el encargado de transmitir las creencias de tipo mágico, mítico y/o ético. Se trata, en cierto modo, de programar el hardware neuronal con una ética, unas líneas de fuerza  y unas rutinas técnico-prácticas, que modelen el “guión de vida”: el qué debe hacerse y cómo deba hacerse.

Hay una peculiar zona del hardware donde se instalan las creencias y valoraciones “sagradas” cuya programación resulta crucial para adaptar el comportamiento del individuo a la cultura dominante. Y ésta sería  la especialización propia del rol sacerdote, aunque no siempre es fácil separar la enseñanza puramente técnica del “sermón” adoctrinador (De todas formas estas áreas sagradas no siempre se programan con motivos religiosos, ni tampoco los “sacerdotes” de todas las culturas predican en los susodichos términos religiosos. Al contrario, el anticlericalismo y agnosticismo pueden instalarse como valores sagrados en determinados subsistemas.)

El líder cultural continúa en la línea del maestro y sacerdote, reforzándola o revolucionándola, según los casos, actuando sobre el área sagrada o sobre áreas secundarias, más o menos triviales.

El político

En el político confluyen dos roles, como veíamos en el capítulo anterior. Uno es el rol representativo, no necesariamente dominante, sino al servicio de una comunidad. Pero, quiéralo o no, el político representativo de una comunidad, una vez elegido y colocado, con el ritual reglamentario, en el puesto procedente, comienza a su vez a ejercer una influencia dominante sobre la comunidad que lo eligió. Hablaremos entones del líder carismático o revolucionario, actuando en el campo político, religioso, cultural, musical etc.

Carisma y liderazgo carismático

El carisma puede ser una cualidad innata, pero me temo que también puede activarse por una interrupción Hardware de bajo nivel ;-).     Si pudiéramos investigar la neuroimagen implicada, me apuesto el móvil a que el carisma reside en un área neuronal diferente a la correspondiente a las interrelaciones parentales. Más concretamente en el lóbulo temporal donde residen igualmente las experiencias místicas y las paranoides (es un interesante tema sobre el que espero volver más adelante). Se dice que el Poder cambia a la gente. Lo que ocurre es que el rol de líder o de profeta, como decía, es una función hardware de la red neuronal. Una función latente y presta a activarse en función del input ambiental. Y cuando un individuo asciende, accidentalmente, en la escala del Poder, del prestigio o la popularidad, el sistema neuronal entiende que puede ser el momento de activar las funciones carismáticas y de liderazgo.   Claro que la mera activación no basta para desempeñar adecuadamente la función de líder, es necesario que se coordine con otras funciones neuronales, tanto las propias como las del entorno social.

Cuando la hierba se seca, escasea la comida, amenaza el hambre, la manada se pone nerviosa, y entonces se activan las funciones lideradoras del jefe de la manada, que toma la misión  de guiarla a una nueva tierra, con frescos pastos.

Cuando las condiciones ambientales amenazan la supervivencia de la comunidad, el hardware neuronal es estimulado, activándose la función Líder en unos pocos escogidos y la función seguidor-de-líderes en la base poblacional de la comunidad. La guerra entre los líderes, o candidatos a líder, es inevitable hasta que, finalmente, Moisés se erige en caudillo indiscutible, guiando a la comunidad y atravesando el desierto hacia la tierra prometida. Bueno, hay que decir que Moisés hizo trampa, utilizaba tecnología OOPART 😉, de posible origen externo, así como otros líderes carismáticos de la mitología judeocristiana. (en la actualidad este tipo de tecnología se usa de modo más refinado estimulando las cualidades carismáticas del elegido a través de un microchip insertado en el lóbulo  a través de los orificios nasales.. ,😉😉)

El filósofo

Finalmente nos queda por valorar el rol filósofo, y si dispone de espacio propio y característico en el ecosistema social, y sus relaciones con los roles colindantes del maestro, político, sacerdote y líder,  principalmente.

Todos hemos conocido la filosofía en la escuela, donde se nos ha mostrado el consabido panteón de ilustres  filósofos y pensadores. Y nos ha dado que pensar acerca de Quién decide cuales sean los autores que se vayan a estudiar en la académica asignatura de Historia de la Filosofía.

A quién sirve el Filosofo

¿Quién, cómo y porqué decide incorporar un discurso al temario académico de filosofía?   Ciertamente, algún buen valor deben de tener los filósofos (que han sobrevivido siglos en el pódium académico) para los Guardianes de la Matrix, y ese valor no puede ser otro que la oferta de una buena cartografía Mariana para el Vivero Solar terrestre 😉.

El Guardián de la Matrix es llamado también “Príncipe de este Mundo” en la mitología cristiana. (Príncipe, Principal o Principio). El Príncipe invita amablemente a las plántulas solares para que disfruten del placer del Amor, de la Fama, la Riqueza y el Poder y les facilita el substrato ideológico necesario para mientras dure su estancia, del mejor modo posible. El príncipe de este mundo es el centro mundial de Poder a partir del cual cuelgan el resto de autoridades terrestres, públicas o discretas. Incluso, aunque aparentemente luchen entre sí, los líderes mundiales van coordinados por el mismo Poder Central, de modo similar a los distintos departamentos de una misma empresa que van coordinados por el mismo gerente, a pesar de que sus intereses locales se contrapongan con frecuencia.

Cada grupo de poder, de presión o de opinión, promueve su propio nivel o modalidad de conciencia que aparece mapeado en su círculo filosófico de referencia: Liberales, capitalistas, socialdemócratas, democratacristianos, fascistas, marxistas, gnósticos ,,,, se refieren a su propia interpretación de la Historia de la Filosofía académica.

Entonces el filósofo académico se convierte en intérprete y divulgador de los “textos sagrados” de la historia de la filosofía y su rol resulta principalmente educacional.

 

El filósofo profesional

Otra pregunta que se hace el estudiante interesado es la de para qué sirve la filosofía, o cuáles son sus salidas profesionales, y se encuentra con el chiste de que la función del filósofo sea la docencia: dar clases de filosofía, para crear nuevas generaciones de filósofos que, a su vez, se dedicarán a dar clases de filosofía…

Es posible que muchos filósofos vocacionales renuncien al estudio académico de la filosofía, por motivos diversos. Entre ellos la citada falta de salidas profesionales puede dirigirles hacia carreras más prácticas como el derecho, la psicología o ingenierías puramente técnicas.   También puede darse una renuncia a la formación académica por convicción propia, por desacuerdo manifiesto con la metodología, o por entender que, en cualquier caso, la Universidad no es el lugar apropiado para estudiar la Filosofía que a uno le gustaría aprender. De hecho, incluso entre los filósofos que aparecen en los libros de filosofía muchos de ellos no son filósofos académicos.

La investigación filosófica

Entonces, independientemente del rol académico-divulgador-educador, tenemos el rol del filósofo-investigador que diseña un discurso propio, generalmente en constante diálogo con discursos o tratados filosóficos previos, o con otros investigadores contemporáneos. Los diálogos platónicos quizá estén un poco apañados, pero son un modelo de escenario o “taller” filosófico de investigación conjunta, donde el intercambio de roles no necesariamente debe girar alrededor de un maestro o elemento central…     El protocolo básico de investigación filosófica se merece un estudio más detallado, quizá un próximo capítulo. ##

Acerca de Isar

Investigador de todo...
Esta entrada fue publicada en antropologia, filosofia, jnana, mitologia, neurologia, politica, psicologia, psiquiatria, yoga y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Roles informacionales

  1. Aquileana dijo:

    Desde La Audacia de Aquiles te he nominado para un Premio.
    Gracias por enriquecer la blogósfera de WordPress.

    Al final de este post está la nominación:

    http://aquileana.wordpress.com/2014/07/17/mythology-philosophy-the-lost-city-of-atlantis-according-to-plato/

    Muchos saludos, Aquileana 🙂

    • Isar dijo:

      Gracias por la nominación Aqui, me ha hecho mucha ilusión (:-)
      Ya lo miraré más despacio, que el yanqui no se me da muy fluido y ahora estoy un poco “indispuesto”.

      Salud!

  2. Hola Isar, como siempre “me pones a pensar” 🙂 Me gustó lo de la investigación filosófica, espero que sí sigas con el tema. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s