San Benito

Mi padre tenia un pariente, un tío materno, creo recordar, que era Gran Jefe de un monasterio benedictino.

Periódicamente hacía la visita de rigor a la familia.

  Mi padre siempre le llevaba donde mí con la esperanza, quizá, de que operase algún milagro, y comenzase yo a sentar la cabeza 🙂

  En una ocasión,  años atras, tras una de sus intempestivas visitas, desaparecieron todos mis libros sospechosos de herejía, anarquismo, ovnis y similares, derechos al saco de la basura.

En esta ocasión, igualmente, le llevó derecho a mi biblioteca donde, como venía comentando, recién tenía algún libro de Max Heindel.
La visita estaba premeditada, casi ni se detuvieron en darme los buenos días. Mi padre fue derecho a por el rosicruciano (lo que me hizo ver que, cuando yo no estaba en casa, mi familia solía fisgar entre mis cosas)

El Padre Prior casi llegó a perder su plácida compostura mientras hojeaba el libro con atención

– “el primer cielo… el segundo cielo…” ¡por Dios! ¿Qué es esto?

– Son cristianos – dije yo, intentando reconducir una situacion que iba tomando un cariz un tanto surrealista (yo acostumbraba a representar con él el rol de ateo-escéptico)

– ¡Estos son cristianos sólo de nombre!

– Pues sí, claro, – contesté yo sonriendome por lo bajo- todos los cristianos lo son porque se dan a sí mismos ese nombre…

– ¿Quieres que te fotocopie el libro para que puedas examinarlo más despacio? -intervino mi padre en actitud servil

– No, no, ya es suficiente

No guardo más recuerdos de aquella visita. Tampoco le di mayor importancia. En esta ocasión los libros se salvaron de la quema 🙂 .

Nuestro padre prior era una persona querida y respetada en la comarca. Pertenecía a estas remesas de religiosos que representan un rol de connivencia con causas populares, al tiempo que rinden pleitesía a Roma.

Distinguido por su enfrentamiento formal a la dictadura, al tiempo que rendía pleitesía al Papa y su cohorte de obispos, que a su vez oxigenaban y mantenían en su sitio al Dictador.

Distinguido por esconder en su monasterio a perseguidos politicos, incluso no sé si me suena que él mismo había pasado por la cárcel…

Un loable currículo, y una loable personalidad, bonachona y humilde, siempre dispuesta a bendecir y perdonar a pecadores, libertinos, opositores políticos, guerrilleros, ateos, marxistas incluso. Las puertas de Roma siempre estarían abiertas para acoger a sus buenos hijos pródigos.

Pero, ¡Ay de aquellos herejes que reniegan del Santo Padre y de la Santa Madre Iglesia! 😀 :D.

No estoy muy seguro del papel que podría tener este gurú benedictino en mi familia aunque no hacen falta muchas dotes intuitivas para adivinar que era importante. Y me estaba replanteando si no me habrían colgado el San Benito (nunca mejor dicho 😀 ) y ya desde hacía tiempo.

Bueno, es tan evidente que cae de su peso, pero entonces no lo vivía de una manera consciente, y quizá sea conveniente reanalizar, desde la distancia, el delicado ecosistema psicosociofamiliar del momento.

Quien sabe, igual me lanzaron algún exorcismo por aquella época 😀 😀

Bueno, no es para reirse, la verdad es que fueron unos meses muy complicados, con serios altibajos en mi autoestima y calidad de mi nivel vibratorio interno.

Quizá todo se debiera simplemente a oscilaciones naturales del biorritmo.

Y, la verdad, no creo que la actitud de la familia pudiera haber sido más negativa que antes. Menos aún considerando que había dejado las drogas y me estaba formalizando, aparentemente, al menos. Claro que, igual, precisamente por eso, la ocasión invitaba a controlar y dirigir el proceso hacia una buena causa.
Por otra parte, las buenas comunidades católicas siempre han tratado con mayor animosidad al bondadoso y educado hereje que al libertino, al ladrón y al criminal. Despues de todo, estos últimos son recuperables para la la causa. Incluso ellos mismos solicitan de buen grado la absolución y el perdón a cambio de buenas prebendas. Los herejes, por lo general, no son recuperables, no se reconvierten, ni aun chamuscándoles las posaderas en la hoguera purificadora, ni con otros católicos medios de persuasión.
Actualmente estos métodos ya no se usan, por supuesto, pero son relativamente recientes y, posiblemente, la discriminación contra el hereje subsiste en el fondo del subconsciente católico.

Los curas “majos” y modernos son un arma de doble filo (y no miro a nadie 😉 ). Por un lado, pues eso, son modernos y progresistas , más cercanos a la “plebe”, pero, por otro, como te anatematicen y te coloquen el San Benito, la maldición resulta mucho más efectiva. De hecho, se sabe de algunos religiosos católicos que recibieron “de arriba” la orden de representar estos roles de “cura moderno”, “cura obrero”, revolucionario y similares, con el fin de extender la influencia de la iglesia hasta donde hiciese falta. Y es que la Inteligentsia vaticana es cossa fina.

Yo, por mi parte, llevaba lo mío con discreción, y no daba a nadie muchas explicaciones de mis ideas y vivencias internas. En mis momentos más difíciles me entraban serias dudas acerca de mi salud mental y acerca de si mi supuesta vocación espiritual no sería más que una vulgar esquizofrenia mística que no podría acabar nada bien. Y si yo dudaba de mí mismo no podía esperar un mejor juicio por parte de mi familia, amigos… y los no tan amigos (claro que ellos, en realidad no sabían lo que ocurria en mi interior 😉 )

Pensaba, imaginaba, que en cualquier momento, podía abrirse esa puerta (la de mi habitación) y entrarían un par de loqueros, guiados por mi padre y el benedictino, con una camisa de fuerza, para encerrar mis huesos en algún tenebroso calabozo y someterme a una reconversión forzosa… 😀 😀

Acerca de Isar

Investigador de todo...
Esta entrada fue publicada en antropologia, memorias, psicologia, religion. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a San Benito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s