Cristianismo Adventista

A los pocos días de mi reencuentro con Pagiztlan me llegó una curiosa carta, un panfleto titulado “La voz de la esperanza”. El primero de una serie de fascículos para comprender adecuadamente el mensaje de Jesucristo 🙂 .

Se trataba de la Iglesia Adventista del Séptimo día, con la que Pagi mantenía una estrecha relación. Les dio mi dirección para que me enviaran el “curso introductorio”.

Me pareció tan infantil como los preliminares comentarios de Pagi.

Ahora me doy cuenta de que no es fácil racionalizar porqué. ¿Porqué mi “cristianismo gnóstico” habría de ser de mejor “calidad” que el adventista, o el de Pagi, o, en su caso, el de Max Heindel? ¿cuales eran los criterios diferenciales?

En principio era una reacción instintiva. La presentación, las ilustraciones… todo en plan marketing americano de los años 50… destinado, parecía, a captar personas de nivel cultural medio-bajo y con problemas psicoemocionales.

Las ilustraciones literales de Jesucristo, como persona física, con aura de santo varón, rodeado de pobres pecadores arrodillados rezando… me resultaba un tanto obsceno.

Diría que yo interpretaba a Cristo más como una energía impersonal abstracta que como un personaje real… pero eso era también una cuestión de grado: en aquella época tampoco tenía muy asentado si Jesucristo era o no un personaje histórico.

No había una filosofía racional propiamente dicha. Todo se basaba en una fe ciega en la biblia, en la literalidad de todos y cada uno de los versículos. Y si hubiese necesidad de una interpretación adicional ya se encargaría alguien de hacerla por nosotros.
Aquí también tenemos una cuestión de grado. Porque yo, en ocasiones, tambien adoptaba una actitud sumisa ante la biblia, y daba por ciertos, literalmente , algunos de sus párrafos.

Pero, como digo, mi reacción instintiva general, fue de rechazo.

En consideración con Pagi, y para conocer mejor por donde cojeaba, hice un esfuerzo por profundizar en la doctrina adventista. Pero se me atravesaba.

Para recibir el segundo fascículo era necesario rellenar un test, una especie de examen, hoja de ejercicios, donde había que completar, sobre una línea de puntos, la palabra que faltaba en una cita bíblica y cosas similares. Aquello me daba un poco de vergüenza ajena. Pero haciendo un esfuerzo conseguí rellenarlo para echar un vistazo al siguiente fascículo. A los pocos días me mandaron el test corregido con la calificación de “excelente” y muchos ánimos para seguir adelante.
Conseguí repetir la operación una o dos veces más para recibir los fascículos correspondientes, pero finalmente me resultó imposible. Mi sistema neuronal se rebelaba a seguir con todo ello.

Sentía un poco vergüenza ajena por Pagi, de cómo podía seguir a esas doctrinas. Tenía una muy buena opinión de él pero intuía que estas doctrinas le estaban limitando y no le dejaban desarrollarse adecuadamente.

En fin, supongo que volveré más adelante sobre estas doctrinas, tal y como las oía en boca de Pagi. Aunque no siempre podía asegurar si eran las oficialmente adventistas o de su propia cosecha. Pues me temo que, en el fondo, Pagi iba por libre. Yo casi diría que se sentía llamado a liderar una escisión en la iglesia adventista, más o menos autónoma. Quizá orientada a sintonizar con jóvenes indígenas izquierdistas, politoxicómanos y adolescentes desorientados. Pero ésto es ya adelantar acontecimientos. Ahora quizá sea buen momento para investigar qué dicen los weberos acerca del adventismo.

De momento, solo comentar que, de mejor o peor manera, teníamos un interés común en una serie de temas: drogas, ovnis, ocultismo, madre naturaleza, Biblia, vegetarianismo, naturismo, etc.

Yo sentía cierta admiración por esa energía espiritual que canalizaba, al tiempo que, experimentaba cierto escepticismo crítico, cierta superioridad, frente a sus infantiles concepciones.

Pero… algo más… y es que esa energía podía tomar un cariz extremadamente persuasivo, casi hipnótico. Digamos que Pagi envolvía sus infantiles ideas, fueran adventistas o propias, con su peculiar energía y, en caliente… ¡me convencía! Provocaba en mí, casi sin darme cuenta, una especie de actitud sumisa que daba por bueno el discurso! Luego, al separarme de su radio de influencia, recordaba la escena y me daba unos pellizcos, preguntándome cómo había sido eso posible.

La respuesta, muy probablemente, estaba en el microchip 😉 a través del cual se inducía hacia el exterior un potente campo electromagnético. Y hacia su interior inducía esa profunda sugestión o de ser alguien “especial”, con una importante misión a realizar en el mundo.

Bien pensado era como para salir huyendo 😀 😀 Pero Pagi me resultaba una persona interesante. No tanto por compartir sus filosofías adventistas, sino, precisamente, como otra referencia comparativa, como la de Ixiu, sobre la cual contrastar mi propia evolución.

Poco tiempo después fui a visitar su proyecto de reinserción de politoxicomanos.

******************************

Como comentaba más arriba, era buen momento para investigar en la web sobre el tema adventista. He encontrado algunas cosas interesantes.

A destacar que, parece ser, Ellen G. White, profetisa del adventismo, que tenía “visiones” sufría una epilepsia del lóbulo temporal. No es la primera vez que aparece en el blog el tema de la epilepsia del lóbulo temporal como posible causante de estados místicos. Si no recuerdo mal Santa Teresa de Jesus, o de Avila, tambien sufría una epilepsia de este tipo.
Por otra parte, algunas de estas visiones consistían en ciertos visitantes que se allegaban hasta su dormitorio, ángeles o arcángeles, supuestamente, tal y como se describe también en la casuística de abducidos.
A lo que se ve, la sintomatología es recurrente.

Otra cuestión a tener en cuenta es que esta profetisa soltó un monton de profecías que no se cumplieron; y revelaciones que se demostraron falsas. A pesar de lo cual la peña sigue creyendo.
Ese es el verdadero milagro: cómo sea posible esa capacidad de persuasión, de hacer creer a la gente cosas falsas, incidiendo en cuestiones extremadamente vitales.
Ya quisieran nuestros servicios de inteligencia poseer esta tecnología (si no es que la poseen ya, y si no es que la están aplicando…)

wiki:

https://es.wikipedia.org/wiki/Iglesia_Adventista_del_S%C3%A9ptimo_D%C3%ADa
https://es.wikipedia.org/wiki/Ellen_G._White
https://es.wikipedia.org/wiki/William_Miller_(predicador)

Oficiales:

http://www.adventistas.org

george bush:

https://www.youtube.com/watch?v=72HS0F63iTc
http://news.adventist.org/es/todas-las-noticias/noticias/go/2006-04-03/iglesia-mundial-lideres-adventistas-conoce-presidente-de-estados-unidos-en-la-casa-blanca/

Hillary Clinton: https://www.youtube.com/watch?v=v-Gor84dnJ0&feature=related

Críticos:

https://www.youtube.com/watch?v=U89RMmxF4N0
http://ocultismo-adventista.blogspot.com.es/2010/02/la-verdad-escondida.html

Acerca de Isar

Investigador de todo...
Esta entrada fue publicada en antropologia, educación, marketing, memorias, neurologia, psicologia, psiquiatria, religion, Sociologia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s